#CómoSalimosDeEsta

La la land o la película de esta generación

Crítica de cine a La la land

Publicado: 2017-01-21
Si La la land nos cuenta la realización del sueño entre dos jóvenes después de todas peripecias que encuentran a su paso, también nos narra que el logro profesional no va de la mano con el amor. Más bien el amor es el sacrificado y es dejado de lado, para llegar a ser un hombre o mujer exitoso.

La la land (2016) de Damien Chazelle es un musical que narra la historia de una pareja de jóvenes que se encuentran casualmente en la ciudad de Los Angeles, se enamoran y, mientras avanza la historia, tratan de cumplir sus sueños: la de ella, ser una reconocida actriz de Hollywwod; y la de él, de abrir su propio club de jazz. Las actuaciones son buenas. La fotografía y la dirección son perfectas y en algunos momentos, como la escena de la piscina y la cámara grabando todo a 360 grados, deslumbra. A partir de allí, nos cuenta una historia de amor, pero no es cualquier historia, sino que es la historia de amor de esta época. Los jóvenes protagonistas han pasado de fracaso en fracaso, viendo como sus sueños se posponen o no se concretan hasta que, de un momento a otro, es posible. Pero el sueño no se completa al cien por ciento. Se separan, no terminan juntos como una clásica película de Hollywwod, sino que cada uno logra sus objetivos por su lado. Aun así, mientras el sueño profesional se concreta, el sentimental queda. Lo genial de esta película es que nos muestra la historia alternativa de los dos protagonistas: donde no se separan, están juntos en París, tienen una familia y salen como esposos. Así se cumple la teoría de que los sueños se mantienen incluso cuando no se concretan. ¿Por qué? Porque se idealiza la realización de ello: no tendrían peleas, siempre están sonriendo, tendrán la familia perfecta y un largo etcétera; cosa que no hubiera sido posible en la realidad. Pero eso no es culpa de ellos, sino en que prefirieron tomar un camino, colocar como prioridad su carrera profesional y en segundo plano el amor. Si La la land nos cuenta la realización del sueño entre dos jóvenes después de todas peripecias que encuentran a su paso, también nos narra que el logro profesional no va de la mano con el amor. Más bien el amor es el sacrificado y es dejado de lado, para llegar a ser un hombre o mujer exitoso. 

Me aventuraría a decir, además, que La la land es el largometraje que cada joven debe ver, porque está escrito para ellos. Además, la misma película cuenta su misma historia. Me explico. Damien Chazelle tenía escrito el guion de la película desde el 2010, pero ninguna productora osó invertir en ella. Chazelle recibía rechazos para su musical hasta que escribió un cortometraje, Whiplash (2014), que luego se convertiría en el largometraje nominado al Óscar en el 2015 y ganador de tres estatuillas ese mismo año. Con ese respaldo, logró el acuerdo económico para su película y, después de deslumbrar en los Globos de oro, es un serio candidato a ganar la mayor cantidad de estatuillas en los premios Óscar de la academia.

¿Por qué digo que La la land se relata a sí misma? Porque este musical trata de presentarnos la historia de dos jóvenes que luchan —o como se diría en inglés: struggle— por cumplir sus sueños a pesar de las vicisitudes y los fracasos que encuentran en el camino. Esto al igual que le sucedió al director y escritor: Damien Chazelle no lograba que su musical se realice y, con toda la frustración encima, escribió otra obra, Whiplash (2014), con la cual pudo cumplir su meta: filmar La la land.

Los jóvenes deben ver esta película por ese motivo, ya que La la land enseña a través de la pantalla grande que las metas profesionales se pueden cumplir si pones atención, esperas el momento adecuado y tienes, también, a alguien a tu lado que nunca te dará la espalda y siempre te apoyará. Me sentí, al ver el largometraje, identificado con los personajes y su lucha por tratar querer ser lo que aún no son, pero que lograrán si lo proponen.


Escrito por

Ernesto Castillo

Soy crítico literario, músico, teórico, gusto del teatro y la filosofía. Últimamente me dedico a escribir.


Publicado en

Letra 0culta

Textos sobre teoría y análisis literario y social.